¿Por qué Gal Gadot es una Mujer Maravilla en la vida real?

Posted by Punto&Fusa

En cuestiones de acoso, los roles de víctima y victimario parecen tener fronteras poco claras para quienes lo padecen y para quienes lo perpetúan. Por miedo a ser juzgadas, a que las personas duden de sus palabras e, incluso, por miedo a perder un trabajo sumamente importante, las víctimas están en silencio.
Por suerte estos miedos y estas fronteras poco claras han comenzado a acabarse. Poco a poco, varias mujeres —e incluso también hombres, como en el caso de Kevin Spacey— han comenzado a hablar y a denunciar los abusos sexuales por parte de compañeros y, sobre todo, por directores y productores.

Porque es fiel a sus principios…

Gal Gadot puede dejar de ser la Mujer Maravilla de la película, pero lo cierto es que nunca dejará de ser una Mujer Maravilla en la vida real. ¿Por qué? Porque comprendió que un trabajo no es más importante que el respeto a una mujer; porque sabe que estas acciones solo se paran actuando; porque entendió que si no le pasa a ella, le puede pasar a otra persona.
Gal Gadot decidió parar y actuar. Reflexionar e invitarnos a todos a pensar. Según Page Six, Gadot no quiere trabajar más en las secuelas de la película, a menos que el director sea excluido de la franquicia. Además agregaron que «no quiere que el éxito de Wonder Woman sirva para beneficiar a un hombre acusado por mala conducta sexual».

«Ella se mantiene fiel a sus principios. Y, además, sabe que la mejor manera de “golpear” a las personas como Brett Ratner —el director— es a través de la billetera. También sabe que Warner Bros., la apoyará en este tema. No pueden rodar una película que se centra en el empoderamiento de la mujer, dirigida por un hombre acusado de abuso sexual contra las mujeres», agregó el sitio.
Gadot es una Mujer Maravilla dentro y fuera de la pantalla grande. Fiel a sus principios y con el firme objetivo de seguir empoderando a las mujeres de todo el mundo, planteó dar un paso al costado de estas grandiosas películas.

Fuente: Vix