Medicinas creadas accidentalmente

Posted by Punto&Fusa

La medicina llega a nosotros gracias a horas y horas de investigación en un laboratorio, pero hay otras que han nacido producto del descuido o del azar.

La “serendipia” ha estado presente en estas innovaciones accidentales, la palabra se refiere a un descubrimiento que se da por suerte, azar o accidente, cuando se quiere llegar a otra cosa, pues este fenómeno está en esto avances medicinales que presentamos a continuación.

Las vacas bautizaron el término “vacuna” a una de las medicinas accidentales más famosas de la historia.

Rayos X

No es una medicina, pero vaya sino ayuda en los laboratorios. Se descubrieron en 1895 por Wilhelm Röntgen, quien hizo experimentos con los tubos de Hittorff-Crookes y una bobina de Ruhmkorff mientras analizaba los rayos catódicos para evitar la fluorescencia violeta.

Ya en la tarde conectó por última vez su equipo y se sorprendió al ver un resplandor amarillo-verdoso, en un banco había un cartón con una solución de cristales de platino-cianuro de bario, notó que al apagar el tubo se oscurecía y encenderlo se producía otra vez. Alejó el cartón y vio que la fluorescencia seguía notándose, repitió la prueba y volvió a suceder lo mismo. Los rayos hacían una radiación penetrante pero invisible.

Penicilina

1928, laboratorio de Fleming, uno de los lugares más desordenados del planeta, ya que Fleming estudiaba gérmenes que llegaron a contaminarse con hongos, no cualquier clase de hongos, era el Penicillium Notatum, que se encargó de destruir aquellos microorganismos.

LSD

Albert Hofmann se la “colocó” en 1943 cuando tocó un poco de dietilamida de ácido lisérgico, compuesto químico que había investigado para estimular el parto. Luego de tres días tomó una dosis mayor para experimentar sus efectos y lo demás es historia.

Ritalín

Ahora es usado para el Trastorno de Déficit de Atención (TDA) en niños y adolescentes. Pero al inicio intentó servir como medicina a la depresión de adultos.

Aspirina

El cirujano Joseph Lister en 1867 usó el fenol para esterilizar heridas, vendas y material quirúrgico, descubriendo así los antisépticos desinfectantes de uso clínico. Entonces quiso investigar el uso en pacientes que sufrieran enfermedades bacterianas, llegando al ácido salicílico que se conocía que liberaba fenol en el organismo, teniendo el primer paso para el uso de medicina de este tipo, surgiendo la primera aspirina poco efectiva, hasta que Félix Hoffman mejoró la fórmula.

Nitroglicerina

En una fábrica de nitroglicerina, cuyo propietario era Alfred Nobel, se fijó que ninguno de sus trabajadores padecía hipertensión. Descubriendo de forma accidental que el producto servía para reducir la tensión arterial.

Vacuna

Edward Jenner la descubrió con recolectoras de leche, quienes adquirían la “viruela de vaca” o “viruela vacuna” de donde viene su nombre, produciendo anticuerpos para la viruela común.

Marcapasos

Wilson Greatbatch descubrió este aparato médico trabajando en la creación de un mecanismo capaz de grabar los sonidos de su corazón, pero su momento de “serendipia” fue utilizar una resistencia eléctrica de baja capacidad para su aparato, consiguiendo que pulsara cada 1.8 milisegundos.

Dicumarol

Granjeros de Canadá fueron testigos de la muerte de su ganado por severas hemorragias y en 1921 un veterinario inglés Franck Schofield, determinó que la causa era por comer un trébol dulce que tenía potentes propiedades anticoagulantes. H.A. Campbell, investigador de la Universidad de Wisconsin, en 1939 aisló el agente hemorrágico responsable llamándolo dicumarol y luego se usó clínicamente como anticoagulante en humanos.